«Lo esencial es invisible para los ojos»

– El Principito-